Pedir CITA
Pedir CITA
Pedir CITA

Logopedia

Valora y correge las Disfunciones Orofaciales.

TERAPIA MIOFUNCIONAL

La logopedia presenta como una de sus especialidades la Motricidad Orofacial, la cual se encarga del tratamiento de las disfunciones orofaciales en las estructuras de la cabeza y cuello. Fundamentalmente se rehabilitan los problemas funcionales realizados por las estructuras orofaciales tales como la respiración, la succión, la deglución, la masticación y el habla. El profesional especializado en este campo actúa mediante técnicas miofuncionales específicas, con el fin de obtener el equilibrio y sinergia del sistema orofacial.


¿Qué es la terapia miofuncional (TMF)?

La terapia miofuncional es una disciplina que se encarga de valorar y corregir las disfunciones orofaciales que puedan interferir en el desarrollo de las estructuras óseas, en la posición de los dientes, en las funciones orofaciales y en la producción del habla. Se basa en un conjunto de técnicas musculares y funcionales que, a través de la rehabilitación activa o pasiva, permiten al individuo, niño o adulto, conseguir una normalización de las funciones orofaciales, muchas veces alteradas por patrones respiratorios anómalos, malas posturas o malos hábitos funcionales. Es fundamental que el logopeda realice una exploración orofacial inicial, con el objetivo de identificar todos los patrones alterados, además de averiguar el origen del desequilibrio, que es fundamental para el éxito de un tratamiento.

Una vez que se origina una disfunción en el sistema orofacial, se producen compensaciones con el objeto de combatir dicho desequilibrio. Cuando hay una alteración en la respiración, la boca (sistema digestivo) sustituye la función del sistema respiratorio, realizando dos funciones de manera simultánea, la respiración y la masticación. En consecuencia, produce en el individuo un desequilibrio con muchas compensaciones musculares y funcionales a nivel de la deglución, masticación y habla.

En el caso del individuo respirador oral, en mayor o menor grado, siempre nos encontramos con compensaciones musculares al tragar, fuerzas anómalas linguales, fuerza en la musculatura perioral y una masticación unilateral marcada que originará a largo plazo asimetrías faciales bastante evidentes, bien como posibles alteraciones en el plano oclusal. La musculatura facial se activa ejerciendo presiones anómalas en los maxilares y en los dientes, que oscilan entre 0,14 a 0,42 Kg/cm2 en milésimas de segundo, puesto que, los músculos funcionarían como un aparato de ortodoncia miofuncional natural.

Objetivos de la TMF

  • Normalización del patrón funcional de respiración, masticación, deglución y habla.
  • Eliminación de movimientos compensatorios asociados.
  • Eliminación de malos hábitos adquiridos.
  • Generalización de los nuevos patrones adquiridos.
  • Estabilidad muscular y funcional a largo plazo.

TMF junto con la Ortodoncia

Muchas maloclusiones dentarias y problemas del desarrollo cráneo facial están relacionados con alteraciones funcionales en la respiración, masticación y deglución. Además, existen malos hábitos orales como la succión digital, el mordisqueo labial, la onicofagia u otros, que alteran la posición normal de los dientes o incluso frenan el desarrollo de las estructuras. En estos casos, es inviable la corrección de la posición dental sin corregir o eliminar disfunciones y malos hábitos que puedan estar en el origen del problema. La colaboración entre ambos profesionales, odontólogo (ortodoncista, odontopediatra…) y logopeda es muy necesaria.

Muchas veces la terapia miofuncional presenta un presupuesto a parte del tratamiento ortodoncico. El paciente debe de ser informado sobre los beneficios al realizar este tipo de terapia en conjunto o después del tratamiento odontológico. El ortodoncista es el primer profesional que detecta e informa al paciente sobre la importancia del tratamiento funcional y sobre los beneficios que obtendrá al recibir este tratamiento o la combinación de ambos (ortodoncia y terapia miofuncional).

Algunas de las ventajas en recibir un tratamiento conjunto son:

  • Recibir tratamiento logopedico de terapia miofuncional por un profesional especializado en el campo de la ortodoncia y desarrollo facial;
  • Discusión individual del caso por ambos profesionales;
  • Facilidad en acceder a las terapias/citas con el odontólogo, en el caso de que se realicen en la misma clínica;
  • Comodidad y confianza por parte del paciente;
  • Cercanía entre profesionales con trabajo en equipo;
  • Trabajo conjunto que permitirá la estabilidad del tratamiento a largo plazo;
  • La no recidiva del tratamiento;
  • La balanza coste-beneficios es positiva puesto que al conseguir modificar hábitos estamos rentabilizando y optimizando el tratamiento ortodóncico.

Beneficios para el odontólogo:

  • Discusión individual de los casos clínicos y facilidad de unión de ambas disciplinas;
  • Fácil derivación del paciente;
  • Trabajo en equipo con un profesional especializado;
  • Complemento de rehabilitación funcional a la par con el tratamiento estructural;
  • No recidiva de tratamientos;
  • La mejoría a nivel funcional por veces hace con que avancen más rápido los tratamientos de ortodoncia, cuando los motivos funcionales así lo impiden.

El tratamiento miofuncional se centra en corregir malos hábitos y reeducar la deglución atípica y trastornos asociados. El proceso consiste normalmente en:

  • Sesión inicial de valoración y diagnóstico orofacial.
  • Fase de aprendizaje (entre 4 a 8 sesiones, una vez a la semana aproximadamente) donde el paciente debe aprender a realizar los ejercicios acompañado del logopeda, hasta que las funciones se normalicen. En casa se ha de trabajar todos los días, modificando o ampliando los ejercicios según indicaciones del logopeda.
  • Fase de automatización (entre 3 a 5 sesiones, una vez quincenalmente aproximadamente) donde el paciente debe de hacer los movimientos correctos, de manera inconsciente y los malos hábitos eliminados.
  • Fase de seguimiento (entre 2 a 4 sesiones, una vez al mes aproximadamente), en esta etapa es importante revisar el caso a medio-largo plazo para evitar retrocesos y comprobar que las funciones se mantienen normalizadas y que no interfieren en el tratamiento ortodóncico.

La periodicidad y duración de cada una de estas fases variará dependiendo de las peculiaridades de cada caso, de la colaboración tanto del paciente como de los padres y de la evolución tanto anatómica como funcional.

Muchas veces los tratamientos van unidos temporalmente a la duración de la ortodoncia. Por lo tanto, es importante vigilar que no aparezcan de nuevo malos hábitos y asegurase de que el paciente mantiene las funciones aprendidas y que las automatiza.

La mayoría de los pacientes corrigen las disfunciones a corto – medio plazo, sin embargo, la automatización de las funciones de manera inconsciente, se produce a medio – largo plazo. Cabe destacar, el importante papel de los cuidadores en las tareas diarias, que permiten que los avances sean más rápidos y consolidados. La constancia y la sistematicidad son la clave del éxito.

Las sesiones se realizan de manera individual y el tratamiento es personalizado adaptándolo a las necesidades de cada caso puesto que hay mucha variabilidad individual dependiendo de variables como la edad, el sexo, la colaboración de los padres, el estado dentario, el grado y tipo de disfunciones, la personalidad del paciente y otras variables externas.

TIPOS ALTERACIONES FRECUENTES

RESPIRACIÓN ORAL

La respiración oral, caracterizada normalmente por ser el principio del desequilibrio funcional, en la mayoría de los casos se debe a una alteración a nivel respiratorio, sea por hipertrofia amigdalar, aumento de los cornetes nasales, alteración estructural, alergias, etc…

El iniciar de un ciclo de respiración oral, transitoria o no, obliga a una readaptación de las funciones y adaptación de la musculatura, lo que repercutirá en un desvío del crecimiento de las estructuras craneofaciales, tales como, alteraciones en la estructura del paladar, maxilar superior y mandíbula que, como consecuencia, darán lugar a alteraciones en la oclusión, con falta de espacio para las piezas dentales.

También el sistema digestivo se encontrará afectado pues sustituirá la función del sistema respiratorio, habiendo un desequilibrio de las funciones de masticación y deglución.

Son también compatibles con los cuadros de respiración oral y posición de lengua baja en reposo los problemas de la apnea obstructiva del sueño, siendo comunes en niños, pero aún más en adultos, dado que la musculatura con los años va sufriendo una hipotonía generalizada.

DELGUCIÓN DISFUNCIONAL

Las alteraciones de la deglución son la patología más comúnmente encontrada por el ortodoncista. Muchas veces estas alteraciones impiden que el tratamiento sea realizado de manera exitosa y con resultados estables a largo plazo. Los tratamientos de ortodoncia se pueden retrasar, por la acción de las fuerzas musculares anómalas y contrarias a los movimientos.

Son varios los tipos de deglución adaptada/atípica que podemos encontrar, dependiendo siempre de la estructura presentada por el paciente y de las características anatómicas y funcionalidad de su lengua.

El tipo de alteración de la deglución más vista es la deglución con empuje y anteriorización lingual y apoyo en los dientes, con la presencia de movimientos periorales asociados.

Es importante tener en cuenta que la deglución es una función que se realiza entre 1500 a 3000 veces al día, dependiendo del sujeto, con lo cual una función anómala, continuada puede provocar a la larga consecuencias importantes a nivel del desarrollo de las estructuras y alineamiento dental.

Presenta también grande importancia el posicionamiento de la lengua en reposo en la cavidad oral. Diversos estudios comprueban que llega a tener todavía más consecuencia la posición de reposo a la función anómala. Es por tanto importante tratar la función y posición de reposo en conjunto pues ambas se realizan de manera secuencial y dinámica.

El tratamiento de la función de la deglución y reposo lingual permiten la estabilidad de un tratamiento ortodoncico a largo plazo y de esta forma a que la lengua tome el papel de retenedor natural, al cual está anatómicamente destinada.

ALTERACIÓN EN EL FRENILLO LINGUAL

La lengua es un órgano muscular, que participa en las funciones de la respiración, succión, deglución, masticación y habla. Es una estructura compuesta por musculo esquelético y membrana mucosa, conectada al suelo de la boca por un pliegue de membrana mucosa, el frenillo lingual.

Las alteraciones del frenillo lingual pueden ser de varios tipos, debiéndose a la extensión o fijación del mismo, lo que como consecuencia conlleva a una disminución de la movilidad lingual. El diagnóstico es todavía muy subjetivo, sin embargo, el logopeda dispone de protocolos específicos para la valoración de esta estructura, de acuerdo sobre todo con su competencia funcional en las funciones orales.

Son varios los componentes que pueden presentar esta estructura y diferentes las limitaciones que provocan cada uno de ellos. No solo es importante valorar el tamaño de la lengua sino también la longitud del frenillo dado a que limitará los movimientos linguales y afectará a la funcionalidad.

También es importante observar y valorar el frenillo labial superior que en muchos casos además de causar diastema lingual, puede estar implicado en la inversión del labio superior e incompetencia de cierre labial, haciendo con que los demás músculos periorales compensen cerrando la boca.

HABITOS ORALES LESIVOS

Un hábito es la costumbre o práctica adquirida por la repetición frecuente de un mismo acto. A principio, se realiza de forma consciente y luego de manera inconsciente. Como hábitos orales fisiológicos tenemos la masticación y la fonoarticulación, por otro lado, los no funcionales (parafuncionales) se tratan de costumbres adoptados por los humanos que no son realmente útiles.
Los hábitos parafuncionales pueden llegar a alterar el normal desarrollo orofacial, produciendo deglución atípica, deformaciones dentales y maxilares (oclusión dental, mordida abierta). Pueden convertirse en problemas psicológicos, emocionales, de aprendizaje y de otros sistemas (respiratorio, digestivo). Son considerados perjudiciales y casi siempre necesitan un trabajo multidisciplinar con el fin de erradicarlos.

Las deformaciones provocadas por los malos hábitos van a depender de la edad de inicio de los mismos, la duración del mal habito, la frecuencia al día, la intensidad.

Los malos hábitos orales más frecuentes son:

  • la respiración oral
  • la succión digital, succión mantenida del chupete, biberón, objetos, labial o lingual.
  • Onicofagia
  • Bruxismo vertical y horizontal
  • Tricotilomanía (arranque e ingesta de pelo, hilos de ropa, …)

Muchas investigaciones han comprobado que la succión de dedo, biberón o chupete, puede ser la causante de malformaciones dentoesqueletales y que estas pueden ser revertidas si el mal hábito es eliminado entre los 4 y los 6 años.

ALTERACIONES EN LA MASTICACIÓN

Las alteraciones durante la función de la masticación son muy comunes en el respirador oral y también como consecuencia de la sociedad actual.

La dieta es actualmente más blanda, más económica, más cómoda y más rápida. Todo esto reflejo de la sociedad actual, de la presión y del estrés.

La masticación eficiente de los alimentos, de diversas consistencias, es fundamental para el normal desarrollo de los maxilares y desarrollo de las estructuras y sus funciones.

El síndrome del respirador oral, el individuo que pasa por un periodo de alergias prolongado, o incluso el modelo actual de masticación en el colegio, hace con que se cambie el patrón de respiración y masticación.

Por lo tanto, el sistema digestivo, al realizar la función también del sistema respiratorio, hace con que el patrón de la masticación sea sobretodo unilateral, la preferencia de alimentos más blandos, boca abierta al masticar, disminución de la salivación, bolo alimenticio menos eficiente, movimientos verticales de amasamiento nocivos para la atm, entre otros. De esta manera se instala un desequilibrio que a largo plazo se traduce en asimetrías faciales marcadas, alteraciones y patología de la atm, dolor orofacial y hasta alteraciones en la oclusión.

Importante valorar durante la masticación:

  • Tipo alimento
  • Tamaño del alimento
  • Movimiento mandibular
  • Dolor durante la masticación
  • Musculatura perioral
  • Tipo masticatorio
  • Labios
  • Temblor
  • Contracción de los maseteros
  • Coordinación de los movimientos
  • Escape anterior del alimento
  • Amasamiento lingual
  • Movimientos de la cabeza
  • Donde tritura el alimento

DOLOR OROFACIAL, ATM Y BRUXISMO

El dolor orofacial, los problemas en la articulación temporomandibular y el bruxismo, son más comunes en adultos y son muchas veces reflejo del mal desarrollo y de la mala función realizada a lo largo de los años.

Acumular tensión en la musculatura, a causa de malos contactos dentales, una masticación vertical, el apretamiento continuo nocturno, dan lugar al acumular de tensión en determinados músculos que muchas veces irradian determinados puntos de dolor.

El bruxismo presenta también grande componente psicológica, con lo cual es importante averiguar su causa de manera eficiente y multidisciplinar, para poder realizar una intervención efectiva, abordado los varios componentes que lo originan.

Los problemas en la ATM, suelen manifestarse en edades adultas, normalmente siempre coinciden con cuadros de masticación unilateral, a causa de desvíos en el crecimiento de las estructuras, perdidas dentales, dolores musculares que llevan a masticar por apenas uno de los lados. Como consecuencia podemos encontrarnos con varios tipos de desplazamientos de cóndilo, en apertura y cierre de la mandíbula, desgaste del disco articular, ruidos al masticar, dolor y en algunos casos de máxima apertura oral, dificultades en el cierre de esta estructura.

El tratamiento de estas patologías empieza con una extensa exploración orofacial, seguida de técnicas de relajamiento o fortalecimiento de determinados músculos faciales, de manera a compensar el desequilibrio existente, mejorar la función a largo plazo, disminución de tensiones anómalas y reequilibrando las estructuras.

Pide cita y disfruta de todas las ventajas

Revisión y Diagnóstico GRATIS

Sí, quiero pedir Cita

2018 - Ortofamily. Todos los derechos. Marketing Dental